Follow by Email

martes, marzo 07, 2006

La importancia de PEMEX

La importancia de PEMEX

Por José Miguel Cobián Elías

Casi siempre, cuando hablamos de PEMEX, la gente dice que a los ciudadanos comunes no nos debe importar lo que pase con PEMEX, ya que no es de los mexicanos, es de el gobierno que se aprovecha de la empresa, y es de sus empleados, privilegiados respecto al resto de los mexicanos, por sus enormes sueldos y prestaciones.

En realidad si nos debe de preocupar y mucho lo que pase con PEMEX, pues según Ramirez Corzo, (su director) en 10 años nos habremos acabado el petróleo, ya que para esas fechas no tendremos reservas probadas. Por ello, insiste este señor, hay que abrir PEMEX a la inversión privada, nacional y extranjera.

Algunos datos y comparaciones nos abrirán los ojos: México está agotando rápidamente sus reservas petroleras, al ritmo de 3.4 millones de barriles diarios, contamos con reservas para 10 años, mientras Canadá tiene reservas para 204 años produciendo 2.4 millones de barriles diarios, Irak tiene reservas probadas para 157 años con una producción de 2 millones de barriles diarios; Venezuela cuenta con reservas para 81 años produciendo 2.6 millones de barriles diarios.

Irresponsable la política de extracción de petróleo de Fox, mientras que en el 1999 extraíamos 2.9 millones de barriles diarios, en 2005 se extraían 3.4 millones de barriles diarios. No se ha explorado para encontrar nuevos yacimientos. Este gobierno ha buscado obtener el máximo de beneficios de PEMEX por una simple razón: En 2005 los ingresos presupuestales del gobierno fueron de 1 billón 948 mil 173 millones de pesos mientras que 726 mil 103 millones fueron de origen petrolero. PEMEX pagó más impuestos que todo el resto del país. En 10 años no habrá PEMEX, ¿quien mantendrá al gobierno? ¿O al gasto público?

Hoy podemos entender que PEMEX se está acabando, porque el gobierno ha manejado la empresa de manera totalmente irresponsable, sin reinvertir en exploración, sin buscar nuevos yacimientos, como si buscara poner a PEMEX de rodillas ante el capital privado, nacional y extranjero.

Según se anunció hace unos días en la prensa nacional (por cierto con datos contradictorios) PEMEX es la empresa más endeudada del mundo. Sus pasivos rondan los 100 mil millones de dólares. Pagó en 2005 al gobierno federal 628 mil 696 millones de pesos. Fuera de la discrepancia de datos de cien mil millones de pesos, el problema sigue vigente, sin que nadie le preste atención.

Tuvimos y tenemos precios del petróleo elevados, como nunca en la historia del país, y sin embargo, esa riqueza adicional no se utiliza para resolver los problemas económicos de PEMEX sino para gasto corriente del gobierno federal y de los estados. Como si hubiera la consigna de matar a la gallina de los huevos de oro de nuestra economía.

Es claro que sin PEMEX, el gobierno de México tendría enormes problemas para financiar su gasto público, y a pesar de ello, cada gobierno deja a la empresa en una situación más grave de cómo la encontró. Como si quisieran simplemente gozar de la riqueza petrolera actual, quedar bien con los votantes, pero sin pensar en el futuro de la empresa ni en el futuro de México.

PEMEX vale cuando mucho 13 mil millones de dólares, a pesar de ser una de las empresas petroleras más productivas y que generan más utilidades en el mundo. Los activos de PEMEX valen alrededor de un billón 45 mil millones de pesos, pero sus deudas valen alrededor de un billón 32 mil millones de pesos. Y aún así, la siguen endeudando, y no hay la mínima responsabilidad en el gobierno, para buscar un saneamiento de las finanzas de la empresa, y comenzar a actuar “decentemente” (por decir lo menos) para cuidar el patrimonio de todos los mexicanos y verdadero sostén de nuestra economía.

Hoy estoy convencido de que los problemas que afectan a PEMEX, son los problemas de todo México, pues sin esta empresa, estaríamos pasando una situación gravísima por la irresponsabilidad no sólo del gobierno federal actual, sino también de los anteriores.


www.josecobian.blogspot.com jmce@mexico.com

No hay comentarios.: